Mano Invisible

La mano invisible es una metáfora que expresa en economía  la capacidad autorreguladora del libre mercado, Smith la manifiesta en la obra “La Riqueza de las Naciones”.

La mayor importancia de la mano invisible aumenta en la medida en que la sociedad se va desarrollando y la división de trabajo crece. Con la existencia de este orden natural hace que la intervención gubernamental sea innecesaria en la mayoría de las materias y es precisamente que Adam Smith se identifica con el Laissez Faire. Los labores del gobierno, por lo tanto, deben centrarse en la defensa interior y exterior, en administrar la justicia y en proveer bienes públicos, el resto lo debe hacer la mano invisible.

A través de un ejemplo Smith demuestra como la mano invisible alienta o desalienta la producción, también como regula el mercado los precios.El ejemplo consistía: en un hombre llamado Jhon mientras tomaba su desayuno admiraba el buitre de madera que el mismo había elaborado. De pronto se le ocurre una idea de esculpir más buitres y venderlos a 200 dólares cada uno, puesto que con esas grandes ganancias se haría rico y así podría conseguir las cosas que siempre había soñado.

Jhon decide abrir un local y ponerlos a la venta, a muchos de los espectadores les parecía horrendas las esculturas ninguno de ellos se ofrecía para comprarlos. El negocio de Jhon había sido un completo desastre, decide rendirse y desistir del negocio. La mano invisible “baja el pulgar” en señal de desaprobación, ya que en ves que Jhon produjera algo que la gente demandaba, Jhon produjo lo que el quería. En lugar de fijar un precio accesible para el pueblo, pidió una suma exorbitante. Nadie iba a reponer todo los gastos que a Jhon le había costado producir, además la solución no estaba en cobrar más, sino lisa y llenamente, en no producirlos.

Volviendo al ejemplo Jhon vuelve a su casa y reniega por el fracaso del negocio, en esos momentos Jhon al dar un golpe sobre la mesa, que el mismo había elaborado, se le ocurre nuevamente una idea. Crearía nuevas mesas que con un poco más de experiencia y sensatez buscaría un precio razonable.

Finalmente, la mano invisible le da su aprobación con el pulgar hacia arriba, esto se debe a que Jhon tomó recursos escasos y ha fabricado de ellos recursos más valiosos que la materia prima con la que empezó a trabajar, pero más valioso no de acuerdo a su gustos, sino de acuerdo con los de la sociedad.

Los precios y las ganancias indican a los empresarios qué tienen que producir y qué precios deben fijar a sus productos. Altos precios y altos beneficios son toques de atención que les advierte que les conviene empezar a producir cierta mercadería. Pocas ganancias o pérdidas son señales de alarma que acogotan al hombre de negocios y lo sacuden despiadamente hasta que deja de producir.

 

La mano invisible es el símbolo del mercado libre y está se convierte en el símbolo tranparente de la doctrina económica de Adam Smith.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s